Bibliotecas se entrenan en uso de software para personas con discapacidad visual

Por: 

Julieth Marín Zapata | jmarin@reddebibliotecas.org.co

La Red de Bibliotecas -programa de la Fundación EPM-, junto a la Corporación MAKAIA y el Sistema de Bibliotecas Públicas de Medellín, iniciaron un proceso de entrenamiento para profesionales de bibliotecas en el manejo de Jaws, un software que facilita el acceso de las personas con discapacidad visual a las tecnologías digitales.

 
Jaws (por sus siglas en inglés Job Access With Speech, o Acceso al Trabajo Mediante Voz) es un lector de pantalla que les permite a las personas ciegas o con visión reducida escuchar los textos de la pantalla y navegar por las páginas mediante mensajes de audio. De esta manera pueden trabajar de forma efectiva en los computadores o dispositivos móviles.
 
La herramienta está disponible gracias a ConVertic, un proyecto del Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, mediante el cual se liberó la descarga en todo el territorio colombiano de dos programas especiales para personas con discapacidad visual. (AMPLIAR LA INFORMACIÓN).
 
La iniciativa de capacitar al personal de las bibliotecas públicas en el uso de Jaws surge de la necesidad de sensibilizar a estos actores claves en la atención a personas en situación de discapacidad, explica Luis David Elorza, de la corporación Makaia.
 
Durante la primera jornada de capacitaciones -que tuvo lugar el 25 de junio en la Biblioteca EPM- se hizo un trabajo intensivo para garantizar un mayor impacto de la iniciativa. Inicialmente se ofrecieron las pautas generales sobre el trato a este tipo de población, y luego se presentaron las características generales del programa, el proceso de configuración de acuerdo a la persona que la vaya a usar, y más adelante se realizaron ejercicios prácticos en el navegador para conocer cómo funciona y cuáles son los comandos básicos para la utilización del software.
 
“La acogida por parte del personal que labora en las bibliotecas fue satisfactoria. Lo más importante es que las personas que asistieron logren generar accesibilidad desde las bibliotecas para que estos grupos poblacionales tengan espacios que se puedan replicar no sólo allí sino también en sus comunidades”, concluye Elorza.
 
La idea es seguir realizando este tipo de actividades y con ello impactar positivamente a los usuarios beneficiados por las bibliotecas públicas.
 
Compartir: 

Lo último en el diario