Champeta: la "explosión" de Cartagena de Indias

Por: 

“Esta es la champeta, la música linda, la que sí te mata pero de alegría”, canta Viviano Torres, pionero de la champeta en Colombia,  en su canción ‘Champeta en Todo’, considerada como todo un himno de este género. Viviano es más conocido en el medio musical como Ane Swing, y es uno de los artistas que está logrando cambiar la imagen negativa que se ha generado alrededor de este movimiento.
La ‘champeta’ surge de una fusión de ritmos africanos y caribeños, entre ellos la chalupa (una variante veloz de la cumbia) y el sukus (conocido como la rumba africana). Este género musical tiene su origen la cultura del corregimiento San Basilio de Palenque y en las zonas afrodescendientes de Cartagena de Indias. En palabras del periodista Mauricio Silva, la champeta es “la máxima expresión y explosión musical de Cartagena”.
 
El término ‘champeta’ es un diminutivo de champa, que es una especie de machete, “machetilla” o “rula” utilizada para el trabajo del campo y la cocina. Esto provocó que entre las clases medias y altas de la región fuera asociado a la pobreza y al bajo nivel cultural y educativo.
 
Por eso, términos como “champetúo” -que anteriormente eran expresiones discriminativas por parte de las llamadas “élites”- tienen hoy una caracterización muy diferente gracias a la progresiva inclusión del género y la inevitable adaptación de su jerga popular. Hoy, el "champetúo" es ante todo el que está en la onda o la "sabrosura" champetera. Y el “espeluque”  es el estado de euforia y desboque que se produce en una fiesta champetera. 
 


Brilla la champeta

La ‘champeta’ tuvo “un primer gran auge” a finales del siglo XX y principios del siglo XXI,con artistas como Viviano Torres, El Sayayín, El Afinaíto, Mr. Black, Charles King y Elio Boom, entre otros, quienes conquistaron los oídos de los cartageneros y la costa atlántica, al mismo tiempo que lo hacía la música ‘raggamuffin’ o “ragga”, que pusieron a bailar una gran parte del territorio.

Este auge decayó, según los expertos, debido al desorden en sus procesos de producción, la mala difusión, los problemas en las disqueras y la discriminación. Pese a esto, ahora la champeta resurge con “impresionante vitalidad”, como lo expresa Silva. 
 
“La Champeta es la máxima expresión y explosión musical de Cartagena”.
 
Un personaje clave en este resurgir es Juan Daniel Correa, productor musical y mánager de Charles King, que desde 2005 comienza a involucrarse en el género y a llevarlo a las principales ciudades como Bogotá, cambiando su imagen y creando cada vez más adeptos. “La champeta se metió al mundo de la música colombiana y ahora hace parte del mainstream”, asegura Juan Daniel, que explica además que grandes artistas colombianos como Shakira, Juanes o Carlos Vives están incluyendo este género en sus producciones.
 
La ‘Champeta ha logrado transformar su imagen marginada y es hoy un movimiento musical que hace parte del panorama sonoro nacional, al punto de que la gala de clausura del Hay Festival Cartagena 2015, fue un homenaje a este género, teniendo como invitados principales a tres de sus exponentes más representativos: Viviano Torres (Ane Swing), Luis Towers y Charles King. Allí conversaron con el periodista Mauricio Silva y el Productor Juan Daniel Correa sobre su origen, evolución y adversidades, a través de numerosas anécdotas, y para rematar prendieron el recinto con banda y bailarines, desbordando champeta hasta que el clásico teatro Adolfo Mejía se convirtió en un verdadero “espeluque”.
 

Compartir: