El embajador en Nueva York

Por: 

Equipo Editorial

Juan Carlos Carvajal, cinéfilo  Director The Colombian Film Festival NYC

El Cine lo es todo, ha sido mi vida desde que tengo uso de razón, desde que iba al teatro con mi papá, quien primero me llevó. Tuvimos la fortuna de tener una sala en la esquina de la casa llamado El Teatro Vargas, en Cali, entonces desde los cuatro o cinco años iba a matiné. Crecí viendo películas chinas y westerns.  El Cine es una expresión preciosa a través de cuadros fotográficos que le dan realidad a la historia que uno quiere contar.

El Padrino es mi película. El inicio es totalmente magistral con la cara de ese hombre pidiéndole un favor a Marlon Brando, la gestualidad y la cámara con ese zoom lento, impresionante, infinito que uno como que se queda ahí, prendido. Para mí es lo máximo, la he visto muchas veces y la gente que está conmigo se aburre porque repito todos los diálogos, me la sé de memoria. El Padrino es una obra maestra.

Nueva York es una ciudad espectacular. De aquí ya no me quiero ir, he sido muy nómada, he viajado mucho por todas partes porque he tenido trabajos en todos lados y Nueva York ha sido bondadosa conmigo, como lo fue Bogotá cuando llegué por primera vez en condiciones terribles a estudiar Cine. Nueva York me abrió las puertas, uno aquí puede hacer de todo, si tienes las ganas, si tienes el espíritu y una buena idea y la puedes desarrollar. Imagínese que aquí hemos hecho un festival de cine y mientras la gente está viendo una película colombiana hay dos mil programas más en la ciudad y nosotros tuvimos las salas llenas. Eso es muy emocionante. Nueva York da para eso, es la capital del mundo donde confluye toda la gente, todas las vertientes idiomáticas, filosóficas, todo el mundo está aquí, sales a la calle y oyes mil acentos distintos, es una locura, entonces hacer tener un Festival para el cine colombiano aquí es un hit. Vamos con todo el próximo año, creo que vamos a llegar a ocho días de proyecciones.

Compartir: