EL PADRE DEL TOPO: Alejandro Jodorowsky

Por: 

Ana María Roldán

Es un artista integral. Marcado por un sello único, cargado de simbolismos y metáforas que provocan emociones y sentimientos mientras cuestionan al espectador.

Sus películas no solo son características por el uso excesivo de violencia extrema, travestismo o actores paranoicos y mutilados, sino también por el proceso de realización, con mística y humor extravagante. Jodorowsky protagoniza la mayoría de sus filmes. Entre amores y odios, el autor es célebre por la creación de El Topo, considerada como la primera película de culto en la historia del cine en donde se destacan los contenidos esotéricos, políticos y religiosos.

Su filmografía rompe con todos los parámetros del cine y exige concentración al espectador para seguir la línea y descifrar, poco a poco, la complejidad simbólica que incita a múltiples interpretaciones que le otorgan riqueza universal a su obra. Su cine, al no ser sencillo ni comercial, demanda revisión constante porque debe ser visto varias veces. Jodorowsky convierte la psicología humana en arte para intentar establecer u organizar los disparates que aquejan a la población contemporánea.

Aunque considerado por muchos como un charlatán, el director ofrece este año su más reciente película, La Danza de la Realidad, una autobiografía que narra su infancia en Chile.

 Ana María Roldán, estudiante de comunicación y lenguajes audiovisuales en la Universidad de Medellín, amante de la televisión, enamorada del cine y apasionada por el arte.
 

Compartir: 

Temas relacionados

  0comentarios
  0comentarios

Lo último en el diario