Itinerario literario para el 2017: con entenados, mensajeros y amores líquidos

Por: 

Natalia Castro - Bibliotecóloga

Es época de listas y recomendaciones literarias. Generalmente consulto uno que otro artículo sobre las más recientes novedades en el mundo del libro. También, tomo nota de lo que mis amigos han leído y creen que me podría gustar. Muchas veces me llevo gratas sorpresas y descubro temáticas o autores que de otro modo hubiera tardado mucho en encontrar.
 
 
Uno llega a ser grande por lo que lee y no por lo que escribe.” Jorge Luis Borges
 
Para este año, construiré un listado de libros y, si todo sale bien, tal vez me devore uno y medio cada dos meses. Incluiré algunas de las recomendaciones de quienes considero han influido en mi vida de lectora. Seguramente me faltará nombrar muchos. La lista no será muy larga, quiero que tenga un poco de espacio para dejarme sorprender en mis constantes visitas a los Bibliometro. 
 
Tampoco me quedaré con el itinerario guardado en mi libreta de apuntes; esta vez quiero compartirlo con ustedes para que, a fin de año, me cuenten cuáles leyeron y cómo les parecieron mis siete selectos recomendados, ¿de acuerdo?
 
Comenzaré por el primero que se me viene a la cabeza: ‘El entenado’ de Juan José Saer. El año pasado me lo recomendó el escritor e historiador Jorge Iván Agudelo, en una de las sesiones de su taller literario de la Biblioteca Pública Piloto. Los ojos le brillaban cuando hablaba del libro. En un corto viaje a Bogotá que hice en junio del 2016, conocí la fantástica librería Wilborada (@Wilborada1047), ubicada en el barrio Quinta Camacho, y allí estaba.
 
 
Disponible para préstamo en: Sala de Lectura Castilla, Comfenalco. Ingresa a su catálogo público.
 
 
 
El segundo, me lo prestó Johann Echavarría (@abrupto) viejo amigo de Jorge, cuando le conté que estaba muy entusiasmada escribiendo una crónica sobre mi abuelo materno. Estaba visitando archivos parroquiales buscando la historia de mis antepasados y tenía buen material para comenzar. Johann me preguntó que si ya me había leído la biografía de Barba Jacob que escribió Fernando Vallejo. No me dio pena decirle que no y lo tengo como prioridad para este 2017. Por cierto, el libro tiene como título ‘Barba Jacob, el mensajero’ y lo tendré todo este año, pero no te preocupes, está en muy buenas manos.
 
 
 
Encuéntralo para préstamo en las Bibliotecas Comfenalco. Disponible también en: Biblioteca Pública Piloto, Filial BPP San Antonio de Prado, Biblioteca Marco Fidel Suárez de Bello y Parque Biblioteca José Horacio Betancur San Antonio de Prado. Ingresa al catálogo público.
 
También he sorprendido a Johann con uno que otro recomendado. Recuerdo especialmente una tarde en la que estábamos hablando de las tan comentadas relaciones poliamorosas, cuando me acordé que estaba por leer un extracto de ‘Ética promiscua’ uno de los títulos incluidos en el boletín de novedades de la editorial española Traficantes de sueños (@Traficantes_Ed). Es un libro sensacional, publicado por la editorial Melusina y lo encontré exhibido en la librería acentos de @EAFIT. El fragmento se puede descargar desde el sitio web de Melusina.
 
 
 
 
 
El cuarto que debo mencionar se lo debo a Mauricio Araque, un joven que conocí y con quien tuve el placer de trabajar en una biblioteca universitaria. Mauricio es un gran lector y buen escucha cuando de conversaciones se trata, yo creo que por eso decidió cambiarse de sicología a filosofía, en fin... Una vez estábamos hablando de libros y me recomendó uno de sus favoritos: ‘Las voces de Marrakesh’ de Elías Canetti, su escritor predilecto. Este año sí lo leo.
 
 
 
Disponible para préstamo en: Parque Biblioteca Belén, Biblioteca Marco Fidel Suárez de Bello, Biblioteca Francisco José de Caldas y Parque Biblioteca José Horacio Betancur San Antonio de Prado. Ingresa al catálogo público.
 
 
Hace como seis años compartí oficina con Juan Camilo (@melodiasenacero) quien actualmente es profesor universitario. Él me prestó pocos pero muy buenos libros. Me llamó mucho la atención que estuvieran tan bien cuidados: eran muy limpios, sin ningún tipo de dobleces, casi como si no hubieran sido manoseados ni siquiera por su dueño. En esa época, algunos medios reseñaron un libro buenísimo y, por supuesto, Juan Camilo ya lo había comprado. Lo mejor es que me lo prestó. Y yo que pensaba que le caía mal. 
Lamentablemente se lo tuve que devolver sin terminarlo de leer, pero lo recuerdo muy bien porque me encantó. El libro es ‘Firmín: aventuras de una alimaña urbana’ de Sam Savage. De esta eminencia de escritor me leí el año pasado el ‘Lamento del perezoso’. Ambos se pueden prestar en las bibliotecas de @Comfama.
 
 
Encuéntralo en el Catálogo en línea de las bibliotecas Comfama. Disponible también para préstamo en: Filial BPP Juan Zuleta Ferrer, Biblioteca Pública Piloto y Parque Biblioteca San Cristóbal. Ingresa al catálogo público
 
 
Para llegar al libro número seis de este itinerario, quisiera contar con el apoyo de otra persona que, como yo, no quiera leer en solitario. Es que el sexto no es como los otros, no quiero equivocarme al describirlo porque tal vez me quede corta o tergiverse su imagen. Lo cierto es que es un libro enorme en cualquier sentido de la palabra. Cuando comencé a leerlo, no avancé mucho porque leía y releía las escasas quince o veinte páginas que llevaba. Es todo un reto para mí, por eso la idea de leerlo con alguien más, así sea para constatar que lo que estoy leyendo no es una alucinación ni una broma. David Foster Wallace dejó algunas novelas interesantes, pero yo quiero leerme completica ‘La broma infinita’ ¿Quién dijo yo?
 
 
Disponible para préstamo en: Biblioteca Héctor González Mejía Comfenalco La Playa y Biblioteca Pública Comfenalco Niquía. Ingresa a su catálogo público.
 
El séptimo y último lugar lo estuve guardando para ‘Amor líquido: acerca de la fragilidad de los vínculos humanos’ del recién fallecido Zygmunt Bauman. La verdad es que desde hace tiempo lo he venido leyendo, pero nunca lo he terminado. Este libro no es fruto de ninguna recomendación que recuerde; lo encontré por pura casualidad en el boletín de novedades del Fondo de Cultura Económica de Argentina (@FCEArgentina) De hecho, me enteré de que Bauman ya no estaba entre nosotros (al igual que Piglia) por ese boletín.  
 
Personalmente creo que no hay retrato más preciso de nuestra modernidad que la descrita por Bauman y lo mejor es que allí todos nos vemos reflejados.  
 
 
Disponible para préstamo en: Biblioteca Pública Piloto, Parque Biblioteca Gabriel García Márquez Doce de Octubre, Parque Biblioteca Fernando Botero San Cristóbal, Parque Biblioteca Manuel Mejía Vallejo Guayabal, Parque Biblioteca Presbítero José Luis Arroyave San Javier, Biblioteca Pública Ávila. Ingresa al catálogo público
 
Natalia Castro en Twitter: @nataliesita
 
Compartir: