Un nuevo vigía a orillas del Atrato: con una biblioteca y un parque educativo florece la selva

Por: 

Diana P. Estrada Meza | destrada@reddebibliotecas.org.co

 
Una biblioteca y un nuevo Parque Educativo oxigenan la vida cultural y aceitan el futuro de un pueblo clavado a orillas del río Atrato, entre Antioquia y Chocó. Así florece la vida en medio de la selva húmeda. 
 

Tras un vuelo de aproximadamente una hora en una avioneta de cinco puestos, que más parece un mosquito a merced del viento que una aeronave, el aterrizaje es en una pista de barro. Luego hay que montarse a una panga, una embarcación a motor, larga y angosta que se mueve con el vaivén propio de las aguas de un río caudaloso como es el Atrato. Diez minutos de recorrido río arriba y, sin saber cuándo ni cómo, de la espesa vegetación parece emerger de repente Vigía del Fuerte.
 
En la parte superior el escudo del municipio se ve un cañón. Dicen los ancestros que se le conocía como ‘el cañón del colorado’ y que fue usado por los colonos para hundir un barco español desde el punto conocido hacia el año 1820 como El Fuerte. De ahí la adición de ‘Vigía’ a su nombre.
 
Los mismos ancestros que contaban esta historia son los mismos que hoy son recordados con un entrañable cariño por el legado que hoy enorgullece a Vigía del Fuerte. Saberes Ancestrales es el nombre del primer Parque Educativo construido y entregado por la Gobernación de Antioquia y que se encuentra ubicado precisamente en este municipio, en límites con el departamento del Chocó. Hay que ver como se hincha de orgullo el pecho de los vigilenses al hablar de esta obra que ha llegado para brindarles la posibilidad de sobreponerse a algunas problemáticas sociales que han tenido que afrontar y que les han costado el futuro de muchos jóvenes de la región.
 

La biblioteca de Vigía

A unas calles del Parque Educativo se encuentra la Biblioteca Municipal de Vigía del Fuerte, que está en funcionamiento desde el 2005 y que, a pesar de ser pequeña al lado de la estructura del Parque Educativo, fue el primer motor de educación y cultura. Desde entonces se ha mantenido firme apostándole a la niñez y al futuro no solo del municipio sino del departamento.
 
Américo Mena, bibliotecario de Vigía del Fuerte, se sueña su municipio como uno de los más reconocidos y más fortalecidos de Antioquia en los próximos cinco años. Él está seguro de que el trabajo mano a mano de la Biblioteca con el Parque Educativo puede arrancarle de las manos a la delincuencia el futuro de tantos pequeños y jóvenes que hoy sueñan en grande porque cuentan con espacios y oportunidades de formación.
 
Educación, cultura, baile, tecnología, literatura e innovación son solo algunas de las palabras claves en esta apuesta que hoy hacen en conjunto diferentes entes gubernamentales y otras entidades como la Fundación EPM, con el objetivo de brindarle a Vigía del Fuerte la posibilidad de materializar los sueños que por tantos años vieron como imposibles. Hoy ante sus ojos, estos mismos Vigilenses ven en su municipio un núcleo de educación y cultura para brindarle a sus niños y jóvenes lo que se merecen: oportunidades.
 
 
Compartir: